La audiencia joven es uno de los pilares fundamentales del Teatro Real, representación del público del futuro. Por ello, el Teatro Real mantiene su compromiso con los jóvenes aficionados a través de diversas iniciativas que facilitan vivir la experiencia de la ópera.